Cómo colocar las cadenas para la nieve

autoescuela maicas viento
Consejos de conducción con viento
07/02/2017
Curso CAP abril-junio
Curso CAP del 19 de Abril al 9 de Junio
27/03/2017

Cómo colocar las cadenas para la nieve

CADENAS NIEVE

 

¿Cómo se colocan las cadenas de nieve?

Es uno de los aspectos que más preocupan a los conductores, puesto que muchos deben ponerlas por primera vez en un contexto nada agradable: con frío, en medio de una nevada y con poca luz. Por eso, se recomienda que si vas a circular por zonas de montaña o con riesgo de nevadas, las coloques antes para ir practicando. La DGT resume en cuatro los pasos para instalarlas, aunque el vídeo de arriba puede servirte de más ayuda:

  • Desabroche el aro rígido e introduzca un extremo por detrás de la rueda, deslizándolo por el suelo.
  • Tome los dos extremos, compruebe que la cadena no queda aprisionada por la rueda, cierre el aro interior y céntrelo por detrás del neumático.
  • Cierre el anillo exterior y centre el conjunto de la cadena sobre la zona de rodadura y flancos del neumático.
  • Apriete con el tensor y enganche el sobrante de la cadena para que no golpee en el paso de rueda.
  • Al margen de estos pasos, es más que recomendable utilizar guantes y colocarlas en un lugar seguro con el coche completamente detenido.

 

¿En qué ruedas se colocan?

En las motrices. En otras palabras: si el coche es de tracción delantera, deben ir en las ruedas delanteras. Y, si es de propulsión, en las traseras. En el caso de los 4×4, lo mejor es ponerlas en las cuatro ruedas. Pero, si solo se tienen dos cadenas, hay que instalarlas en las delanteras para controlar mejor la dirección.

 

Cuando ya las tengo colocadas, ¿qué debo tener en cuenta?

Varias cosas y muy importantes. La primera es que no puedes circular a más de 50 kilómetros por hora, aunque la DGT recomienda no pasar de 30 por hora. Tráfico subraya que las cadenas no pueden sustituir a la prudencia, por lo que pide evitar aceleraciones y frenadas bruscas. También tienes que tener muy en cuenta que vas a necesitar más recorrido para frenar.

Además, debes quitarlas en cuanto deje de haber nieve en la carretera porque tu vehículo puede sufrir importantes daños. Antes de guardarlas, lo mejor es lavarlas y secarlas bien para evitar que se dañen con la sal que habrá en la carretera.

 

Fuente: http://www.huffingtonpost.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR